Última Hora

Noticias

Alcalde de Escazú pide ayuda para solicitar al MOPT instalación de semáforo

Alcalde de Escazú pide ayuda para solicitar al MOPT instalación de semáforo

Cansado de pedirle al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) la instalación de un semáforo, el acalde de Escazú recurrió a los Perros de Traba.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Cansado de pedirle al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) la instalación de un semáforo, el acalde de Escazú recurrió a los Perros de Traba.

Semana tras semana Rocky sigue demostrando por qué es el campeón del pueblo. Cada vez que ladra las cosas cambian y los funcionarios públicos se ponen a trabajar.

Suponemos que cuando escuchan las palabras Perros de Traba en una municipalidad, no hacen muy buena cara.

Por eso nos sorprendió que el alcalde de Escazú solicitara nuestra ayuda.

Don Arnoldo Barahona tiene meses de hacer gestiones para instalar un semáforo frente a la escuela de San Antonio.

Al alcalde le preocupa la seguridad de los niños y maestros, sobre todo en horas pico.

Lo que no entienden en la municipalidad y francamente nosotros tampoco, es por qué Ingeniería de Tránsito se empeña en no autorizar el semáforo si no les va costar un centavo.

El municipio se haría cargo de todos los gastos, lo único que necesitan es el visto bueno del MOPT.

Dalmin Alvarado, de Ingeniería de Tránsito, dijo a Perros de Traba que necesitan otro estudio una vez que inicien las clases, con el fin de calcular la cantidad real de vehículos que pasan por el lugar.

De confirmar que el semáforo es necesario, darían el visto bueno en las primeras semanas del curso lectivo.

Apenas va para sexto grado y ya Eberth aprendió que la vida no es justa.

Su mamá le prometió que si pasaba el quinto grado con buenas notas el niño le traería un Nintendo Wii.

Eberth le puso bonito al estudio y cumplió su parte del trato.

Por eso doña Susana fue a un almacén Casa Blanca y compró el Wii por 120 mil colones. Lo que nunca imaginaron es que la diversión duraría apenas 5 minutos.

Fuimos a Casa Blanca pero nos indicaron que nadie podía hablar frente a la cámara.

Según dicen, antes de cambiar el Wii deben enviarlo al taller para determinar el problema.

Explicaron que en diciembre los compañeros estuvieron de vacaciones y por eso el atraso.

Prometieron tomar acciones inmediatamente, y así fue. Al día siguiente Eberth ya jugaba con su Wii completamente nuevo.