Última Hora

Fue hace cuatro años cuando FUNDAVIDA inició con los cursos de robótica en Linda Vista de Patarra, una zona de riesgo social, pero rápidamente el talento salió a flote.

Esto motivó a los profesores a armar un equipo para que ganara experiencia en la Olimpiada Nacional de Robótica.

Estos tres estudiantes: Ángel, Moisés y Mauricio, fueron los elegidos para integrar el equipo de FUNDAVIDA, tenían que competir contra otros 24, incluyendo escuelas privadas y técnicas en que ven la materia desde los primeros años de formación.

Con todo el compromiso y dedicación comenzaron a trabajar en equipo, cuidando cada detalle del robot.

Entre 25 equipos, lograron obtener el cuatro lugar. En el momento de la prueba el robot tuvo una pequeña falla, pero el jurado quedó boquiabierto con el proyecto y no se trata de ser conformista, pero cuando la cuesta está así de empinada, y con esfuerzo y dedicación se derriban obstáculos sociales, un cuarto sabe a gloria.

O me va a decir que construir sueños no es un triunfo total.