Última Hora

Dos hermanos de Dota salieron un día de caza y encontraron un paraíso oculto en el Cerro de la Muerte.

Así fue como nació la comunidad de San Gerardo de Dota, pueblo que vive de la siembra de frutas, la trucha y el turismo.

Ubicada en medio de la vegetación del cerro de la muerte se encuentra la comunidad de San Gerardo de Dota.

Un pueblo donde la mayoría de los pocos habitantes que tiene, son familia.

En el año 1953, don Efraín Chacón y su hermano Federico llegaron a este rincón natural que en aquellos años no tenía dueño y en el cual fundaron la comunidad.

A sus 88 años don Efraín todavía recuerda los primeros años de lucha para poder crear la comunidad de San Gerardo de dota ubicada a 85 kilómetros de San José.