Última Hora

Beyoncé sufrió un excesivo cariño por parte de un fan durante su show en el Estadio Morumbí en San Pablo, Brasil.

Mientras estaba cantando “Irreplaceable”, se acercó al público y un hombre la tomó de la mano casi tirándola al suelo.

La diva de 32 años, pudo terminar la canción y con carisma volvió hacia donde estaba el eufórico fan y le dijo: “¿Cómo te llamas?, un gusto conocerte. Gracias, yo también los quiero”.

La madre de Blue Ivy, demostró cómo debe de reaccionar una verdadera estrella, hasta le pidió a los guardias de seguridad que fueran menos groseros con el seguidor.