Última Hora

Que el agua es más que importante y que hay que cuidarla, es conocimiento básico.

Aunque muchos lo tienen muy claro, eso no pasa con todos los costarricenses.

En la escuela Miguel Obregón Lizano gastaban o mal gastaban demasiada agua por mes. El AYA los identificó como una de las escuelas que más agua gastaba en el país, y por eso lo recomendaron para la campaña Guardianes del Agua.

Para eso, el programa Guardianes del Agua cambio la grifería, por una que evita el desperdicio, y educó a un grupo de niños para que ellos dieran el ejemplo en la escuela.

Con lo que dejaron de gastar por mes, ser llenaría por piscinas olímpicas y lo mejor de todo es que ese aprendizaje se los lleva a la casa, lo esparcen por todo lado.

Ya son 43 escuelas y más de 40 mil niños que ven el recurso agua con otros ojos, unos que buscan cuidar el líquido vital para nuestro bien y el de las futuras generaciones.