Última Hora

Hace 25 años San Pedro de Poás vio nacer a David Fonseca, un tenor que se abre camino a nivel internacional, y pasó de cantar en los cafetales de su pueblo a importantes teatros europeos.

Su amor por el canto lo descubrió por casualidad a los 18 años, un regalo de navidad de su madre lo enamoró de la opera cuando era niño.

Recuerde este nombre, David Fonseca y cuando le lleguen noticias sobre sus éxitos, recuerde que es otro costarricense que está triunfando fuera de nuestras fronteras.