Última Hora

Internacional

Mortalidad infantil en el mundo se redujo a la mitad desde 1990

La mortalidad infantil en el mundo se redujo a casi la mitad desde 1990, a pesar de que 18.000 niños de menos de cinco años siguen muriendo cada día

AFP Agencia Hace 9/13/2013 10:29:00 AM

Según informes de la ONU entre 1990 y 2012 el número de muertes infantiles pasó de 12,6 a 6,6 millones en todo el mundo, es decir una caída de 47,8%.

La mortalidad infantil en el mundo se redujo a casi la mitad desde 1990, a pesar de que 18.000 niños de menos de cinco años siguen muriendo cada día, según un informe de la ONU que se divulga este viernes.

Entre 1990 y 2012, el número de muertes infantiles pasó de 12,6 a 6,6 millones en todo el mundo, es decir una caída de 47,8%, indica este estudio realizado con la colaboración de la Unicef, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial.

Según el documento, estos resultados se basan en los "progresos sustanciales" que se produjeron para reducir en dos tercios la mortalidad infantil antes de 2015, parte de los Ocho Objetivos del Milenio para el Desarrollo establecidos por la comunidad internacional en 2000.

Sin embargo, unos 6,6 millones de niños mueren aún cada año antes de cumplir los cinco años, principalmente por enfermedades "evitables y curables", escriben los autores del informe.

La neumonía constituye la principal causa de mortalidad infantil (17% de los casos), seguida por las complicaciones vinculadas a los nacimientos prematuros (15%), las asociadas al parto (10%) y las diarreas (9%).

Globalmente, 45% de las muertes antes de los cinco años se debe a la malnutrición, según el informe.

La mitad de las muertes infantiles se concentran en cinco países (India, República Democrática del Congo, Nigeria, Pakistán y China). El África subsahariana sigue siendo la región del planeta que ha registrado menos avances en la reducción de la mortalidad neonatal.

El informe insiste asimismo en la persistencia de "grandes desigualdades" entre países del Norte y del Sur. En 2012, la tasa de mortalidad infantil en los países de bajos era trece veces más alta que en los países ricos.