Última Hora

La posibilidad de quedarse sin su empleo es la preocupación mayor de los puntarenenses ligados con la pesca de camarón.

El cierre total de dos de las plantas camaroneras más importantes de la zona los mantiene en alerta.

La medida, que podría ser tomada tanto por la empresa de Camarón Talmana y Don Emmanuel del Pacífico, se debe al fallo de la Sala Constitucional dado a conocer el pasado 7 de agosto y donde prohíbe la pesca de arrastre.

El posible cierre de estas compañías dejaría sin empleo a 600 trabajadores.

Ellos están a la espera de lo que transcurra en los siguientes días, para saber si continuarán o no con sus empleos.

Actualmente, algunas plantas de proceso de camarón tienen hasta el 2017 para operar, esto gracias a los permisos que otorgó INCOPESCA años atrás.

Sin embargo, tras el fallo de la Sala IV ya no se podrán dar más permisos, ni mucho menos se podrá renovar los vencidos.