Última Hora

No hubiésemos llegado al Mundial de Brasil 2014 si José Miguel Cubero, no aprovechara el excelente servicio de Bryan Ruiz para concretar en el Estadio Cuscatlán y dejar en el camino a El Salvador, el 12 de octubre del año pasado.

Una vez en la hexagonal caíamos en el Romel Fernández el 6 de febrero, pero apareció primero Álvaro Saborío de cabeza y posteriormente Bryan Ruiz con espectacular chilena para devolvernos la vida.

El 27 de marzo, aun con el orgullo herido, ante Jamaica apareció Michael Umaña y Diego Calvo, para darnos la primera victoria en casa y retomar el camino.

Junio era el mes que podía definirlo todo y ante Honduras, la oportunidad fue de Roy Miller, otro defensa que se convirtió en goleador.

Tras empatar en el Azteca y un primer tiempo difícil contra Panamá, nuevamente el capitán Ruiz anotó de tiro libre y después Celso Borges con un zapatazo desde fuera del área, para sentenciar otro triunfo clave que nos acercaba a la Copa del Mundo.

Y en la noche de ensueño ante Estados Unidos, Johnny Acosta antes de llegar al minuto dos, y Celso Borges al minuto nueve, empezaban la revancha esperada, que fue decretada por un golazo de Joel Campbell.

Apareciendo en el momento justo, Randall “Chiqui” Brenes se tuvo confianza, remató y consiguió la anotación en Jamaica, y a la postre el certificado que nos califica como una de las 32 mejores selecciones del mundo.