Última Hora

La Torre de la Libertad se alza en la ciudad de Nueva York doce años después de que se viviera el peor ataque terrorista de la historia, cuando dos aviones, Boeing 767, secuestrados por miembros de la red terrorista Al Qaeda, se estrellaron contra las Torres Gemelas provocando su colapso.

El World Trade Center (Centro Mundial de Comercio) fue inaugurado el 4 de abril de 1973, eran los edificios más altos del mundo con 110 pisos cada uno.

Este miércoles los estadounidenses, encabezados por el presidente Barack Obama, conmemoran un aniversario más de los atentados del 11 de setiembre de 2001. En donde unas tres mil personas perdieron la vida.

En el sur de Manhattan se construyeron dos piletones negros en los cimientos de las torres, ahí por segundo año consecutivo familiares de las víctimas se dieron cita en una ceremonia donde leen en orden alfabético los nombres de las personas fallecidas en los ataques de 2001. Mientras esto sucede en el epicentro de los atentados, el presidente Obama y el vicepresidente Joe Biden, realizaban su momento de silencio en el jardín de la Casa Blanca, Washington, junto a sus esposas.

El 11 de setiembre de 2001 otros dos aviones secuestrados por terroristas impactó lugares importantes de los Estados Unidos, uno se estrelló contra el Pentágono y el cuarto había caído cerca del pueblo de Shanksville en el este de Pennsylvania, cuando se dirigía a Washington, luego de que pasajeros y tripulación se rebelasen contra los secuestradores.

La lectura de nombres, la colocación de coronas de flores, música serena y otros honores, también se realiza en el Pentágono y en el monumento nacional al vuelo 93 en Shanksville. Algo ya tradición cada 11 de setiembre.

Estos ataques provocaron que el presidente de ese momento, George W. Bush, invadiera Afganistán para desalojar al régimen talibán, quienes le habían ofrecido un lugar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, actor principal de los atentados terroristas.

Bin Laden fue eliminado en el año 2011, tras una fuerte cacería de 10 años por los Estados Unidos. En el mes de mayo las fuerzas especiales estadounidenses, en una operación secreta, encontraron y eliminaron en su casa en Pakistán al líder de Al Qaeda.

Los ataques tuvieron un impacto significativo en los mercados estadounidenses y mundiales. La economía entró en una fase de recesión en el 2001 como resultado de la inseguridad y la desconfianza creciente del mundo occidental.

Según el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, fueron 19 árabes los actores principales de los atentados con aviones de línea.

Según conclusiones, tras las investigaciones oficiales del gobierno norteamericano: el apoyo militar de Estados Unidos a Israel, la ocupación militar de la península arábica, y la agresión estadounidense contra el pueblo de Irak, fue la principal razón de este ataque terrorista suicida.