Última Hora

Más de la mitad de los jóvenes entre 17 y 21 años no termina la secundaria. Esto lo revela el informe sobre logros y retos de la educación costarricense que presentó el Proyecto del Estado de la Nación.

Entre los aspectos positivos, destaca avances en el financiamiento, cobertura y oferta educativa.

En cuanto al financiamiento, en el año 2000 cerca del 5 % del producto interno bruto se destinaba a educación, mientras que aumentó para el 2012 a casi 8%.

Si hablamos de cobertura, el informe revela que la educación en primer ciclo alcanza a casi el 100% de la población. Ese porcentaje se reduce a casi 20% de la población mayor de 25 años en el nivel universitario; para el 2011 eran más las mujeres en una universidad que hombres.

 

Jennifer León, del Estado de la Nación, aseguró que lo más importante es reforzar la cobertura en el interactivo 2, es decir,  la asistencia de los niños entre 4 y 5 años para que ellos se nivelen con los que asisten a escuelas privadas. Mencionó que actualmente la tasa de cobertura está a un 60%, lo que se propone es que se eleve a un 85%.

Además, se registran avances en la oferta académica dentro de las áreas de matemática, español, educación sexual y técnica.

Entre los retos importantes, el estudio del Estado de la Nación indica que la pobreza y la falta de escolaridad son la principal amenaza de los pequeños de 0 a 6 años. Ampliar en 600 grupos el prekinder en todo el país puede ayudar a cerrar la brecha entre niños de escasos recursos.

 

Por otro lado, Vera Brenes, del Estado de la Nación, mencionó que el MEP debe mejorar el desarrollo del profesional docente, porque no se le consulta cuáles son sus necesidades en términos de capacitación y existen otras instituciones tanto públicas como privadas que ofertan este tipo de actividades pero no responden a las necesidades de los docentes.

Según la investigación, 6 de cada 10 niños menores de 6 años son parte de un hogar pobre.

La investigación detectó que entre 1995 y el 2011 se triplicó la cantidad de títulos universitarios en el mercado laboral.

 

Dagoberto Murillo, del Estado de la Nación, indicó que “El estado debe hacer un esfuerzo en generar una mayor acreditación para que las personas que estudian estas carreras,  sepan que cuando salgar a trabajar tienen garantizado un título que implica calidad”

La totalidad de la investigación la encuentra en www.estdonacion.or.cr