Última Hora

El fútbol hipnotiza masas, nos lleva al éxtasis o al llanto desconsolado y hasta es capaz de empezar y suspender guerras.