Última Hora

Ir a un nuevo Mundial no sólo significaría ver a La Sele jugar contra los mejores equipos del mundo.

También sería un potente motor de la economía local y hasta la mejor campaña de publicidad para atraer turistas.