Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que ninguno de los jóvenes que fallecieron en el accidente de Ciudad Neilly el fin de semana, venía tomado.

Los jóvenes estudiantes de ingeniería de la Universidad Nacional de Ciudad Neilly, fueron despedidos por sus familias y amigos esta mañana.

Los tres en lugares y horas diferentes, pero todos con el mismo sentimiento que los embarga tras la pérdida, de estos muchachos.

El OIJ es ahora, la entidad encargada de determinar qué fue lo que ocurrió y como el vehículo en el que viajaban estos muchachos se salió de la vía colacionando mortalmente.

Aunque existieron versiones de que la velocidad fue la causa principal, y que el alcohol había mediado, le OIJ confirmó que no fue así.

Ni Esteban Francisco Montero Salazar de 22 años quien era el conducía el vehículo propiedad de su mamá. Ni Jorge Gustavo Dávila, ni Minor Enrique Calderón Ovares también de 21 años reportaron nada en el examen de sangre realizado durante la autopsia.

Así lo confirmó el OIJ esta mañana.

A pesar de que los jóvenes venían en un bar donde el partido de Costa Rica contra los Estados Unidos.

Sus amigos y testigos confirmaron que ninguno tomó.

Por el contrario el accidente sería manejado como un descuido del conductor.

Versiones oficiales indican que al parecer al medio tiempo del partido se tomó la decisión de volver al centro de Ciudad Neilly

Como era un grupo grande de compañeros se dividió en dos vehículos, los cuales al parecer aprovecharon que no había carros en la calle para poder correr.

Pero cuando el segundo vehículo llego al centro lo hizo solo; y ninguno de los jóvenes volvieron a contestar el teléfono.

Los cuerpos de los muchachos fueron enterrados a las 9, 10 y 11 de esta mañana y al parecer sus compañeros universitarios planean un acto de despedida en horas de la noche.

Por otra parte tanto al Fuerza Pública como la policía de tránsito confirmaron que las actividades luego del partido no se salieron de control.

Tránsito no reportó multas por alcohol ni decomisos de vehículos.