Última Hora

El plan de salvamento anunciado por el Gobierno permitirá refundir créditos aplicando condiciones más favorables para el deudor.

Expertos y entidades financieras rescatan las buenas intenciones, pero advierten que esos beneficios no serán para todos.

“Daniel”, como lo llamaremos, es un mensajero que trabaja en el sector privado. Tuvo que solicitar ayuda a la Defensoría de Apoyo al Deudor porque debe ₡11 millones.

Él es uno de los deudores ilusionados con el plan de salvamento, igual que “Sonia”, secretaria del sector público quien, por deudas, solo recibe ₡9.000 por quincena.

¿Realmente será una ayuda para ellos?

El plan de salvamento establece las siguientes condiciones:

-Los créditos serán en colones.

-La tasa de interés no puede superar la Tasa Básica Pasiva más un margen de hasta 5.5 puntos porcentuales.

-El plazo será de 15 años, o de 20 si existe garantía hipotecaria.

-Las cuotas del crédito de salvamento más otras que tenga el deudor no podrán superar el 70% del salario. En este punto, los expertos tienen algunas dudas.

Según un cálculo hecho por el Mideplan, la cuota del crédito de salvamento para “Daniel” podría quedar en ₡177.146, con una tasa del 18%, eso sí, lo pagaría durante 180 meses o 15 años. En vez de recibir 30 mil colones por quincena, recibiría ₡192.854 para vivir. La pregunta es, ¿los bancos aceptarían su caso?

Según la directriz, podrán solicitar un crédito de salvamento

-Las personas físicas asalariadas del sector público y privado.

-Cuando la relación cuota/ingreso sea mayor al 50%.

-No pueden tener otro crédito de salvamento.

-Y deben cumplir con los perfiles de aceptación de los bancos. En este punto está el inconveniente.

¿Tiene el Gobierno una estimación del impacto que tendrá esa medida? Se lo contamos mañana.