Última Hora

Víctima de las heladas de primavera y las sequías de verano principalmente en España, Francia e Italia, los tres mayores países vinícolas del mundo, la producción mundial de vino cayó de 10% en 2019, según una estimación publicada el jueves por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Este año, los vinicultores de todo el mundo han producido entre 258,3 y 267,4 millones de hectolitros de vino, lo que representa una media de 262,8 millones de hectolitros, frente a los 294 millones de hectolitros de 2018, según una estimación basada en 28 países con el 85% de la producción mundial.

"Después de un volumen de producción excepcionalmente alto en 2018, la producción de 2019 ha vuelto al nivel medio del período 2007-2016, con la excepción de 2013", dijo la organización intergubernamental con sede en París en un comunicado.

En la Unión Europea, los volúmenes disminuyeron un 15% con respecto al año pasado: 156 millones de hectolitros frente a 182,7 millones de hectolitros.

De los tres primeros países productores de vino España fue el que más sufrió, con un descenso de la producción del 24% hasta los 34,3 millones de hectolitros.

"Esto se debe principalmente a las condiciones climáticas aleatorias", explicó la OIV: "una primavera muy fría y lluviosa seguida de un verano extremadamente caluroso y seco".

Italia, cuya producción se ha reducido en un 15%, hasta alcanzar los 46,6 millones de hectolitros, mantiene su posición de primer productor mundial de vino en volumen.

En Francia, número dos, los volúmenes también disminuyeron en un 15%, hasta 41,9 millones de hectolitros.

Portugal, con 6,7 millones de hl en 2019, es "el único país de la Unión Europea que produce más vino que el año anterior (+10%), por encima del 4% de su media quinquenal".

Caída de 10% en Argentina

Estados Unidos, cuarto productor mundial por volumen con un 12% de la producción en el hemisferio norte, tiene previsto extraer 23,6 millones de hectolitros (-1%) de vino este año.

Pero esta cifra podría "revisarse significativamente en los próximos meses", advierte la OIV, a la espera del resultado de los incendios en California.

En el hemisferio sur, donde las cosechas se realizan desde el inicio del año civil, y con estadísticas más fiables en esta época del año, la producción de vino también es "generalmente inferior" a la de 2018.

El primer productor de esta zona geográfica y quinto del mundo, Argentina, sufrió un descenso del 10% hasta los 13 millones de hectolitros.

Le sigue Australia, que producirá un 3% menos de vino que el año pasado, con 12,5 millones de hectolitros.

Chile, con 11,9 millones de hectolitros, registró un descenso del 7% respecto a 2018, pero un aumento del 8% respecto a su media quinquenal.

Sudáfrica, especialmente afectada por la sequía, es el único gran país productor que, por segundo año consecutivo, ha registrado un volumen de producción inferior a su media quinquenal (-9%), de 9,7 millones de hectolitros, señala la OIV.

Brasil, el decimosexto productor mundial, tiene un volumen estimado de 2,9 millones de hectolitros, más de un 10% superior a su media quinquenal.

Las cifras de China, el noveno productor mundial de vino en 2018 con 9,1 millones de hectolitros, no se han anunciado.