Última Hora

La mujer de apellido Batista que no permitió que se le grabara su imagen, finalmente decidió dar su versión de los hechos ante el tribunal.

A ella el Ministerio Público la acusó de haber incendiado el cuarto donde estaban durmiendo sus dos hijos de 8 y 10 años, hecho ocurrido en abril del 2018 en San Francisco de Dos Ríos.

Durante su declaración la mujer afirmó que dormía en su cuarto y se despertó tras escuchar que caían objetos y el siniestro como tal. Dijo además que intentó sacar a los niños y que pegaba gritos de ayuda.

Esta versión la contradijo días atrás la Fiscalía, quien reiteró en que la mujer, mientras se daba el incendio, salió ilesa, tranquila y sin llorar. Esta versión se reforzó con la declaración de otros testigos que estuvieron hace algunos días en este juicio.

El abogado de la imputada, al inicio de este juicio, trató de convencer al tribunal de que la mujer tenía problemas mentales.

La imputada afirma no saber qué hacía ahí y que sus hijos estabas en EE.UU., el tribunal en ese momento le realizó varias preguntas, entre ellas que diera su número de cédula y esta no supo contestar.

Ella además fue sometida a un examen psiquiátrico tras la petición de su defensor, los resultados de este no determinaron que ella tuviera problemas de algún tipo, y por eso el juicio continuó.

La mujer durante la declaración de este miércoles dijo al tribunal que era consumidora de marihuana y aceptó que la noche antes del incendio también lo hizo.

Uno de los jueces le consultó sobre la forma en que utilizaban la puerta del cuarto en donde estaban los niños.

Recordemos que la Fiscalía dijo en la acusación que la mujer encerró a los niños con llave y luego prendió fuego al lugar.

La imputada no quiso que el Ministerio Público le hiciera preguntas de ningún tipo.

El juicio por este caso llega a su etapa final, este jueves se presentarán pruebas que faltan y posteriormente iniciará la etapa de conclusiones.