Última Hora

Doña Pilar todos los martes y viernes vende pancito casero en su casa ubicada en Escazú centro.

La mamá comenzó la receta y vendió el producto por más de 40 años, ahora es ella quien sigue con la tradición.

Es delicioso y cotizado, pues tiene un sabor inigualable.