Última Hora

La posibilidad de retirar la pensión complementaria de manera completa y adelantada podría acabar convirtiéndose en un escudo fiscal, según advirte el superintendente de pensiones, Álvaro Ramos.

Se trata de una nueva grieta al cuestionado proyecto para reformar el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), una iniciativa que actualmente se encuentra en comisión a la espera de ser dictaminada.

Ramos explicó que, con el proyecto actual, la posibilidad que da la ley de realizar abonos extraordinarios al ROP permitiría que una persona deposite sus ahorros en el fondo y goce de todos sus beneficios: por ejemplo la obtención de intereses, la protección a embargos y el no pago de impuestos, todo esto sin que exista un límite del monto a depositar.

“En condiciones normales este dinero adicional es difícil de cuestionar en el sentido de que si lo metiste en el ROP ya nunca más lo podrías sacar completo, sino solo en pequeños tractos. ¿Qué es lo que pasa con el proyecto actual?, que donde uno permite que todo el mundo retire el dinero generamos un pseudo escudo fiscal”, afirmó el superintendente.

A manera de ejemplo, Ramos explicó que en el contexto de la discusión actual el ROP podría ser utilizado para proteger dineros en casos de procesos de bancarrota o divorcios, una vez superados estos, el contribuyente podría optar por el retiro de los fondos.

Actualmente el proyecto incluye un transitorio para que ese retiro sea posible para todas aquellas personas que se acojan a su pensión antes de febrero de 2023; sin embargo, ese transitorio podría ser extendido por los diputados de futuras administraciones, lo que también conlleva a perpetuar el riesgo.

Alerta

Si bien esta advertencia no ha sido presentada de manera formal a los diputados, ya existen despachos que conocen del tema y analizan posibles soluciones.

Yorleny León, de Liberación Nacional, confirmó que está enterada del señalamiento de Ramos y que, si bien considera que el superintendente tiene razón, está a la espera de que el análisis en su despacho respalde esa posición.

“De confirmar nosotros esos datos es muy probable que le presentemos mociones para que la comisión pueda discutirlo y valorarlo una vez que vuelva a generar un dictamen.

“Todavía no tenemos claro cuál sería el camino que estaríamos tomando, pero me parece que ante esa circunstancia el proyecto tendría una nueva barrera adicional por la que no debería ser aprobado por este Plenario”, aseguró la diputada.

“En nuestro despacho estamos haciendo esos cálculos y hay otros que también están corriendo algunos datos para ver si efectivamente es correcto lo que indica don Álvaro, pero yo de entrada no tendría ninguna duda de que esa información es correcta”, finalizó.

La advertencia podría significar un nuevo revés para el proyecto que recién aprobó un nuevo texto sustitutivo. Este último fue el  que redujo, de 2035 a 2023, el año máximo para ese retiro anticipado.