Última Hora

Un Liverpool en una especie de 'versión B', lleno de habituales suplentes, avanzó a cuartos de final de la Copa de la Liga en un partido loco, superando al Arsenal en la tanda de penales (5-4 tras empate 5-5), este miércoles.

El campeón de Europa y actual líder de la Premier League estuvo muy cerca de quedar eliminado, ya que llegó a ir perdiendo 4 a 2 en la segunda mitad del partido y consiguió el gol del 5-5 ya en el descuento final, gracias al belga Divock Origi.

El partido fue un auténtico festival de goles e hizo recordar en el Arsenal a aquella noche de 2012 en la que los 'Gunners' se impusieron en uno de los duelos más locos de su historia y del fútbol inglés, por 7-5 al Reading tras haber ido perdiendo 4-0.

El paralelismo era más evidente teniendo en cuenta que el partido de este miércoles se disputó exactamente siete años después, también en la cuarta ronda de la Copa de la Liga y con el mismo arquero, el argentino Damián Emiliano Martínez, defendiendo el arco del Arsenal.

Los dos entrenadores habían decidido hacer rotaciones. Jürgen Klopp alineó a once habituales reservas en el Liverpool y Unai Emery a ocho del Arsenal.

Pero esos teóricos suplentes brindaron un gran espectáculo en el césped de Anfield.

Emery dio entrada especialmente a Mesut Özil y al también alemán Shkodran. También dio una oportunidad al brasileño Gabriel Martinelli.

Shkodran marcó en contra en el minuto 6, poniendo al Liverpool en ventaja, pero después un tanto del uruguayo Lucas Torreira (19) y un doblete de Gabriel Martinelli (26, 36) pusieron al Arsenal con dos tantos de margen.

Un penal transformado por James Milner (43) acortó la desventaja del Liverpool, pero Ainsley Matiland-Niles (54) volvió a distanciar al Arsenal.

Llegó entonces una primera reacción importante del Liverpool, con dos tantos en cuatro minutos, conseguidos por Alex Oxlande-Chamberlain (58) y Divock Origi (62), para equilibrar el partido.

Joseph Willock adelantó de nuevo al Arsenal, en el 70, y el equipo londinense aguantó con esa ventaja hasta el descuento final, cuando vio escaparse la victoria. Origi empató 5-5 con un remate en el área casi de espaldas, sorprendiendo a todos.

El United expulsa al Chelsea.

En la tanda de penales, todos los lanzadores fueron acertando. Falló el suyo el español Dani Ceballos y el Liverpool pudo sellar su billete a cuartos tras una noche vibrante.

Es apenas la segunda vez que el Liverpool recibe cinco goles en Anfield en los últimos 66 años. El anterior precedente fue precisamente contra el Arsenal, en una derrota 6-3 en enero de 2007 y curiosamente también en la misma competición, la Copa de la Liga.

En los otros partidos de este miércoles destacó la eliminación del Chelsea al caer 2 a 1 en casa contra el Manchester United.

Marcus Rashford firmó los dos tantos del United en Stamford Bridge (minutos 25 y 73). En el 61 había igualado de manera provisional el belga Michy Batshuayi (61).

El Chelsea vio cortada en seco su racha de siete victorias seguidas, teniendo en cuenta todas las competiciones.

El United parece haber reaccionado tras empatar 1-1 con el Liverpool en la Premier League. Desde entonces han encadenado tres triunfos seguidos.

Por su parte, el Aston Villa eliminó al Wolverhampton (2-1), con un gol decisivo del egipcio Ahmed El Mohamady.

El martes se habían disputado los primeros partidos de los octavos.

Entre ellos destacó la victoria 3-1 del Manchester City sobre el Southampton, con tres goles argentinos, uno de Nicolás Otamendi y dos de Sergio Agüero.