Última Hora

La Juventus sufrió ante el Génova este miércoles pero recuperó el liderato merced a un gol de penal de Cristiano Ronaldo en los estertores del partido (2-1), en una décima fecha de la Serie A marcada por el enfado del Nápoles y de Carlo Ancelotti.

La Juventus se hallaba en claras dificultades, cuando Cristiano Ronaldo acudió al rescate. En el tiempo añadido anotó primero un gol que fue anulado por fuera de juego.

Después, en el último suspiro, provocó y transformó un penal (90+6) que permite a la 'Vecchia Signora' imponerse al Génova de Thiago Motta, que queda 17º.

Antes, Bonucci (36) había abierto el marcador de cabeza, pero Christian Kouamé (40) igualó para el Génova. El partido acabó con 20 hombres sobre el césped. El francés Adrien Rabiot vio la roja por los 'bianconeri'.

Con estos trabajados tres puntos, los hombres de Maurizio Sarri responden al Inter de Milán de Antonio Conte, que se había puesto provisionalmente al frente de la tabla tras ganar 2-1 el martes al Brescia (2-1).

Tras 10 fechas, la Juventus cuenta con 26 unidades y el Inter con 25.

Horas antes, Nápoles (6º) y Atalanta (3º), dos equipos que disputan la Liga de Campeones y que quieren volver a jugarla el próximo curso, empataron 2-2.

El partido terminó en medio de la confusión y de instantes de tensión por parte de los locales, quienes reclamaron un penal sobre el delantero español Fernando Llorente en el inicio de la jugada que dio lugar al empate definitivo del equipo de Bérgamo en el minuto 86.

Tras una larga interrupción del partido, el árbitro validó el gol del esloveno Josip Ilicic.

Las imágenes atestiguaron que fue el propio Llorente el que cometió primero falta sobre su marcador.

Más allá del empate, esos minutos costaron caro a los napolitanos, que vieron la expulsión de su entrenador Carlo Ancelotti y de uno de sus ayudantes, así como una amarilla a Lorenzo Insigne.

Hasta ese momento el Nápoles había llevado con comodidad las riendas del partido con goles del serbio Nikola Maksimovic (16) y del delantero polaco Arkadiusz Milik (71), quien estrelló asimismo dos balones en la madera. Antes del gol de Ilicic, el Atalanta había marcado por medio del suizo Remo Freuler (41).

"Esto que ha pasado lo considero un ataque a mi profesionalidad, a mis jugadores y a mi club", declaró tras el partido el exentrenador del Real Madrid.

Su presidente Aurelio De Laurentiis tampoco se contuvo: "¿Qué es esa bufonada del árbitro que se permite expulsar a un señor como Ancelotti?"

"Estamos hartos, sin nosotros los árbitros irían a pelar patatas. Estamos cansados de pagar para a esta clase arbitral", añadió De Laurentiis.

El Atalanta conserva el tercer puesto y está a cinco puntos de la Juventus de Turín.

Tras el empate el Nápoles cayó dos puestos en la tabla, superado por la Roma (4º) y el Lazio (5º), que ganaron ambos 4-0 al Udinese y al Torino respectivamente.