Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo este miércoles a dos personas sospechosas de bajonazos en Cartago.

Se trata de un hombre de 26 años y a una mujer de 41 años, quienes figuran como sospechosos de robo agravado mediante la modalidad de asalto.

Además, se aprendió a un hombre de 41 años, quien es sospechoso de portación ilícita de arma permitida.

El informe preliminar del OIJ señala que el joven y la mujer se les relaciona por cometer en tres ocasiones asaltos.

La primera se presentó en julio, cuando al parecer la mujer solicitó un servicio de transporte por medio de una aplicación para que la recogieran en el caserío conocido como Ricardo Jiménez en San Francisco de Cartago.

Al lugar llegó el conductor que tomó el servicio, momento en que al parecer cuando se detuvo dónde estaba la sospechosa, fue interceptado por varios sujetos quienes en apariencia lo amenazaron con arma de fuego y lo despojaron del teléfono celular, de ₡250.000 de dinero en efectivo, documentos personales y de accesorios del vehículo.

Asimismo, en setiembre, bajo la misma modalidad de bajonazo, unos sujetos asaltaron a la persona que tomó el servicio y le quitaron el vehículo y la dejaron abandonada en vía pública y el carro luego lo dejaron abandonado cerca del lugar donde abordaron a la víctima.

Un taxista formal, fue también víctima de estas personas. Al parecer la sospechosa abordó el taxi en Tres Ríos y le solicitó al conductor que la llevara al caserío Ricardo Jiménez.

Allí varios sujetos abordaron al taxista y lo despojaron de ₡32.000 de dinero en efectivo, así como documentos personales y del taxi. 

A las 6 a. m. de este miércoles el OIJ allanó una vivienda en el caserío mencionado. Se detuvo al hombre y a la mujer sospechosos de participar en los asaltos.

También, en esa casa se aprendió al hombre de 41 años de edad, ya que tenía consigo un arma de fuego tipo revolver y no contaba con los respectivos documentos de portación. Se incautó 41 piedras de crack y se fijaron otros indicios importantes para la investigación.

Y a unos 100 metros de la vivienda allanada los agentes localizaron el carro que al parecer era usado para cometer los delitos.  

Los detenidos quedarán con un informe a las órdenes del Ministerio Público, para que se les determine su situación jurídica.