Última Hora

En los equipos clasificados y también en los que luchan por un boleto a semifinales, cada uno de estos clubes, tienen en común, en que se apoyan en sus figuras de más experiencia para afrontar la fase más importante del certamen.

La veteranía es un aspecto determinante dentro del plantel para cada entrenador, pues pueden ayudar positivamente en el camerino.

En el cuadro manudo tienen a Junior Diaz con 36 años, mientras que, en el Saprissa, su base de experiencia la conforman Michael Barrantes y Christian Bolaños, con 36 y 35 años.

Pero estos jugadores ya clasificados no son los únicos de experiencia. 

En Herediano tienen a Randall Azofeifa y Óscar Esteban Granados, ambos con 34 años.

En San Carlos, se apoyan de su goleador Álvaro Saborío, de 37 años.  

En Jicaral tienen a Cristian Lagos y Adolfo Machado, mientras que en Cartaginés su pieza de mayor bagaje es Paolo Jimenez con 35 años.

Cada uno de estos jugadores son por quienes apuestan los equipos, en que su experiencia pese, en fases tan determinantes como las que se avecinan.