Última Hora

Con una celebración eucarística presidida por el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, autoridades de la iglesia católica y feligreses se unieron al llamado del Papa Francisco de mantenerse en oración por la paz en Siria, Oriente Medio y en el resto del mundo.

Para el arzobispo matar humanos, en quienes está presente la imagen de Dios, es un pecado particularmente grave, y la guerra al traer como consecuencia solo sufrimiento y muerte es en sí misma un ataque contra la vida humana.

En la celebración participaron fieles de diferentes zonas de la capital con el objetivo de sumarse en oración por la paz, empezando desde el núcleo del hogar.

La celebración oficiada en la Catedral Metropolitana se extendió durante poco más de una hora.