Última Hora

En su congreso anual los lecheros, entre otros temas, analizaron el reto de convertir su actividad en una más amigables con el ambiente y competitiva.

Para el año 2025 los productos lácteos que ingresen de Estados Unidos lo harán con un impuesto cero.

Para bajar costos y ser competitivos los lecheros costarricenses apuestan por no depender tanto de la importación de granos.

Hasta un 60% de los costos de un productor corresponden a la compra de concentrado para ganado.

Por ejemplo, el año anterior Costa Rica importó cerca de 166 millones de dólares en maíz y 126 millones más en soya; ambos necesarios para los concentrados.

En nuestro país el hato lechero lo integran más de 356.000 vacas distribuidas entre casi 28.000 productores.