Última Hora

Por: José Ernesto Herrera

La historia de hoy es de una mujer luchadora y hasta aguerrida. Su nombre es Irina Mejía, tiene 38 años y en el 2013 le hicieron una oferta de trabajo de esas que difícilmente usted diría que sí.

Era trabajar en Sierra Leona, África, dentro de una piñera rodeada de hombres donde tuvo que ganarse su espacio y reputación.

Acá tiene al mando a 500 personas con las que logró con el paso de los años, la paridad de género.

Luchó contra el quererse arrepentir y tomar el primer vuelo que salía, contra el terrible ébola y contra muchas inclemencias más. Sin embargo, su espíritu siguió y hoy la conocemos en Más que Noticias.