Última Hora

El Poder Ejecutivo sigue firme en su posición de que la pesca de camarón bajo la técnica de arrastre, es ambientalmente irresponsable.

Así lo dijo este martes Víctor Morales Mora, ministro de la Presidencia, un día después de que la Comisión de Agropecuarios de la Asamblea Legislativa dictaminara el proyecto de ley que pretende reactivar esa práctica en nuestro país, la cual se encuentra suspendida por un voto de la Sala Constitucional.

Este proyecto podría llegar al plenario legislativo la otra semana.

Morales fue enfático en que “no estamos de acuerdo en técnicas insostenibles como la pesca de arrastre”, al mismo tiempo que recordó que pronunciamientos de la Procuraduría General de la República han recalcado que el actual proyecto podría tener roces de inconstitucionalidad.

“Una vez aprobado en primer debate, si es que se aprueba, este proyecto será consultado en la Sala” añadió el ministro.

Representantes  de la cámara de pescadores de camarón indican que, desde que se suspendió esa actividad, la ciudad de Puntarenas se ha sumido en graves problemas económicos.

La Sala Constitucional suspendió este arte de pesca hasta que no existieran estudios técnicos que demuestren que es ambientalmente sostenible.

La principal preocupación de grupos detractores de la pesca de camarón es el impacto que traería esa práctica en otras especies que están junto a los camarones cuando se están realizando las faenas.

Un estudio a cargo del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) indicó que las pruebas realizadas con unos dispositivos especiales en las redes permitieron que la fauna de acompañamiento (tortugas y peces) lograran escapar y que solo los camarones quedaran atrapados.

No obstante, el Ministerio de Ambiente y el propio INCOPESCA han sostenido que dichos estudios no son concluyentes.