Última Hora

Una reforma aprobada ayer garantiza a padres de familia que estén divorciados, ver a sus hijos y poder dedicarles tiempo de calidad.

La reforma al Código de Familia fue aprobada de forma unánime en el Congreso.

El código no establecía una regulación para que los padres separados pudieran pasar tiempo con sus hijos pequeños.

En miles casos eran los jueces los que decidían si la custodia era compartida o si uno de los cónyuges podía ver a los hijos.

La reforma aprobada garantiza derechos como la visita, el contacto y la convivencia padre-hijo.

De esta forma los legisladores regulan y establecen el derecho de los menores, a compartir con sus progenitores, aunque estos no vivan en el hogar.