Última Hora

El montañista nepalí Nirmal Purja anunció el martes haber establecido un récord histórico al coronar las 14 cumbres del planeta con más de 8.000 metros de altitud en apenas siete meses, al llegar a la cima del Shisha Pangma, cumbre tibetana de 8.027 m.

"¡Misión cumplida!", publicó Purja en su página de Facebook al conquistar el Shisha Pangma. Era la última montaña de más de 8.000 metros que le quedaba por conquistar y logró coronarla con su equipo a las 08H58 (00H58 GMT). 

'Nims' Purja, de 36 años y ex soldado de las fuerzas especiales británicas, era literalmente un desconocido en el ambiente del montañismo hasta el inicio de esta aventura, pero gradualmente fue conquistando el respeto y la admiración de sus pares.

Empezando por el legendario italiano Reinhold Messner en 1986, que este martes aplaudió un "éxito único del alpinismo (...) le felicito por ello", unos 40 montañistas han escalado las catorce cumbres más altas de la Tierra, pero ninguno se ha acercado a la velocidad de Purja.

El récord anterior para ascender los famosos catorce ochomiles era de 7 años, 11 meses y 14 días, de la mano de la leyenda polaca del alpinismo Jerzy Kukuczka.

Al principio, muchos pensaban que la hazaña era física y logísticamente imposible, habida cuenta de la estrecha ventana de tiempo, que no le iba a dejar espacio para el azar o para dar media vuelta. Antes de sus primeras cumbres, "todo el mundo se reía de mí", declaró Purja a la AFP antes de partir hacia el Shisha Pangma.

"Han sido unos meses agotadores pero llenos de humildad, y espero haber demostrado que cualquier cosa es posible con algo de determinación, confianza en uno mismo y positividad", dijo el alpinista. "Empezamos con nada pero mirad lo lejos que hemos llegado".

Ascensos "exprés".

La impresionante serie de Purja se inició el 23 de abril, cuando llegó a la cima del Annapurna, en Nepal.

Casi sin pararse a respirar ni a dormir, saltando de un campo base al siguiente en helicóptero, ascendió algunas montañas de una vez, sin detenerse en los campamentos intermedios. Así, Purja encadenó las ilustres cumbres nepalíes: Dhaulagiri (8.167 m), Kanchenjunga (8.586 m), Everest (8.848 m), Lhotse (8.516 m) y Makalu (8.485 m). 

Tras algunas semanas de descanso, en julio se ocupó de los cinco ochomiles de Pakistán, incluyendo los temibles K2 (8.611 m) y Nanga Parbat (8.126 m). A finales de septiembre, añadió a su lista el Cho Oyu (China, 8.188 m) y el Manaslu (Nepal, 8.163 m).

Su 'Proyecto Posible' se topó entonces con el cierre del Shisha Pangma esta temporada. Al final, las autoridades chinas le concedieron un permiso especial para escalarlo, tras una intercesión del gobierno nepalí. 

Nacido en el seno de una familia modesta de un pueblo del noroeste de Nepal, Purja pasó 16 años en las unidades Gurkhas del ejército británico, que hace poco dejó para entregarse en cuerpo y alma al montañismo.

Purja forma parte de una ola de montañistas, como el fallecido Ueli Steck o el español Kilian Jornet, que tienen la velocidad como marca más característica, aunque esos ascensos "exprés" no son del agrado de los puristas de la montaña.

"Sin tener en cuenta el estilo (oxígeno suplementario, apoyo de sherpas, vías clásicas, helicópteros entre montañas, etc), el hecho es extremadamente impresionante", declaró a la AFP Alan Arnette, un popular bloguero sobre alpinismo.

"Ha fijado una barrera que costará décadas superar, o que nunca (será superada)", agregó.