Última Hora

La Asamblea Nacional de Panamá, legislativo unicameral de mayoría oficialista, dio el primer paso este lunes para impedir a través de una reforma constitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los diputados aprobaron un proyecto para reformar la Constitución donde en uno de sus artículos dice que "el Estado reconoce solamente el matrimonio entre un hombre y una mujer".

La legislación de Panamá no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque la Corte Suprema de Justicia debe resolver sendos recursos presentados por dos panameños para que sus matrimonios con parejas homosexuales sean reconocidos legalmente.

"Me reuní este fin de semana con el grupo más grande de pastores (evangélicos) que existen (en Panamá) y están muy complacidos con nosotros" por haber resuelto la prohibición del "matrimonio igualitario", dijo el diputado oficialista, Jairo Salazar.

Su compañero de bancada, Rupilio Ábrego, también defendió elevar a rango constitucional el matrimonio tradicional "porque eso es parte de lo que el pueblo panameño ha solicitado".

"Definitivamente esta Asamblea ha escuchado a ese pueblo panameño (para) que se mantenga el matrimonio entre hombre y una mujer", sostuvo Ábrego.

En julio el gobierno panameño de Laurentino Cortizo (Partido Revolucionario Democrático, socialdemócrata) presentó ante la Asamblea un proyecto para reformar la Constitución, que data de 1972.

En el paquete, elaborado por un consejo de múltiples sectores, no se hacía referencia alguna al matrimonio, pero los diputados han modificado el texto original.

El proyecto aprobado este lunes volverá a ser discutido en un nuevo período legislativo en 2020 para luego pasar a un referéndum.

"Lo que quieren buscar es reformar y cerrar las puertas para el reconocimiento del matrimonio igualitario", afirmó a la AFP, Ricardo Beteta, presidente de la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá.

"Los diputados se están dejando presionar por el grupo de evangélicos y por la Iglesia Católica" pues buscan "dejarnos indefensos ante el Estado", añadió Beteta.

En 2018 la Corte Interamericana señaló que las parejas del mismo sexo cuentan con los mismos derechos que un matrimonio heterosexual.

Sin embargo, el presidente de la comisión legislativa que elaboró el proyecto, Leandro Ávila, recordó que el próximo año las reformas serán nuevamente sometidas a "consulta ciudadana" para que "se corrija lo que haya que corregir y se mantenga lo que se considere bueno".