Última Hora

El Banco Central de Nicaragua (BCN) anunció este lunes una reducción de 5 a 3% en la tasa de devaluación anual de su moneda, el córdoba, frente al dólar estadounidense, aunque economistas cuestionaron la previsión.

El BCN explicó que la variación se adoptó en un contexto de "política macro económica e indicadores adecuados", con balance en las finanzas públicas, superávit en la balanza de pagos, cobertura de reservas internacionales y estabilidad del sistema financiero.

La política de microdevaluaciones diarias rige en Nicaragua desde 1993 como parte de medidas de ajuste supervisadas inicialmente por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La reducción en el ritmo de devaluación se produce cuando el tipo de cambio oficial es de 33,65 córdobas por un dólar.

La reducción en la tasa de cambio ayudará a "recomponer el gasto agregado de toda la economía al reducir los costos, y a mejorar el poder adquisitivo de los salarios", puntualizó el BCN en un comunicado.

La mayoría de actividades económicas y servicios públicos en Nicaragua están referidos en dólares.

El economista Néstor Avendaño, de la organización Consultores para el Desarrollo Empresarial (Copades), dijo a AFP que los argumentos expuestos del BCN "no son ciertos".

"La reducción de la tasa de cambio no es porque la situación ha mejorado, porque entonces se hubiera hecho cuando la economía crecía 5% anual, y no con una caída dramática como la que tenemos" actualmente, explicó Avendaño.

La crisis política que vive Nicaragua, detonada por protestas opositoras en abril de 2018, impactó a la economía que se contrajo ese año -3,8% según el BCN, con una perdida de 400.000 empleos.

Avendaño consideró que la medida estaría en correspondencia con el inicio de una visita de evaluación del FMI, y apuntaría a proyectar una imagen de estabilidad en la economía.

El experto, exministro de Economía en el primer gobierno de Daniel Ortega en la década de 1980, aseguró que el sistema cambiario de Nicaragua "no promueve las exportaciones porque el nivel de utilidades está congelado con la política de cambio".

La reducción del deslizamiento "será una ilusión óptica para la población de que va a tener más dinero. Tocar el deslizamiento no es asunto de capricho, sino que debe haber bienes y servicios que respaldan la moneda", dijo el economista Cirilo Otero.