Última Hora

En la Cámara de Industrias (CICR) desmienten a la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE) y sostienen que el precio del búnker es más caro en nuestro país que en Guatemala.

La comparación surgió luego de que la compañía VICESA cerrara uno de los hornos en su planta para el procesamiento de vidrio en Cartago y trajo consigo el despido de 254 trabajadores. 

Indicaron que el precio del búnker es 17% más elevado en Costa Rica, dato que comparten los industriales y que que fue expuesto por la compañía Centroamericana VICAL para realizar recortes en el país y darle prioridad a las operaciones de VIGUA, la empresa hermana de VICESA en tierras chapinas.

El búnker es un combustible que normalmente proviene de la primera etapa del proceso de refinación, es viscoso y con alto contenido energético, apto para ser usado en calderas, hornos y para plantas de generación eléctrica.

Según Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la CICR, señaló que la diferencia de precios entre ambos países es sencilla de identificar si se toma como referencia las facturas canceladas en el mes de setiembre.

Señalan que en el caso de VICESA canceló a RECOPE por galón de búnker $1.682 considerando precio de plantel y transporte, mientras que VIGUA en Guatemala pagó por la misma cantidad $1.436, es decir, 17% más barato.

“La comparación que hace RECOPE difiere, porque ellos presentaron una comparación estadística promedio sin considerar costo del transporte. Lo que RECOPE está haciendo es ocultar una realidad que, pese a los esfuerzos del Gobierno, es una sola: el costo de un monopolio en Costa Rica termina pasando la factura a los consumidores”, agregó Montenegro.

Los industriales destacan que, en Guatemala, donde no existe un monopolio en materia de combustibles, se da la libre competencia y las compañías pueden negociar un precio. Además, ofrecen opciones de financiamiento, mientras que en nuestro país todo debe ser cancelado por adelantado.