Última Hora

Un hombre de una etnia nativa resultó herido en una remota aldea de la Amazonía peruana en un ataque con flechas de una tribu que vive aislada.

Unos 200 nativos de la etnia mashco piro, que viven en aislamiento en la selva central peruana, atacaron con lanzas y flechas a una pequeña aldea de la etnia machiguenga, aparentemente para sustraerles alimentos y herramientas, según funcionarios y medios locales.

El ataque ocurrió el miércoles en la mañana en la aldea Monte Salvado, donde viven medio centenar de machiguengas, a orillas del río Las Piedras, en la zona de la reserva nacional Madre de Dios, 1.000 km al este de Lima.

"Por estas fechas del año, cuando las aguas de los ríos son bajas, la población de no contactados sale a la ribera de los ríos a recoger huevos de taricaya (especie de tortuga), y también a recoger alimentos y herramientas de las casas de las comunidades nativas", indicó el diario El Comercio.

Un hombre de 24 años resultó herido en la incursión al recibir un flechazo en la cabeza. Ante el temor de un nuevo ataque, las mujeres y los niños de la aldea fueron evacuados en helicópteros militares hacia una ciudad amazónica, indicó el ministerio de Cultura.

"Ignacio Piño resultó herido luego de que miembros del pueblo mashco piro, en aislamiento, rodearan a la comunidad de Monte Salvado", dijo el ministro de Cultura, Francesco Petrozzi.

"Él fue a recoger el bote y los aislados de frente le tiraron tres flechas, la tercera (flecha) le ha picado", relató una mujer de la aldea en un video publicado en el sitio web del gobierno regional.

"Nosotros pensábamos que solo eran cuatro (indígenas) aislados, pero no nos habíamos dado cuenta (de que) el margen del río estaba lleno de aislados. Nos estaban esperando, nunca habían venido así. Estaban muy agresivos", añadió. 

"Se quitó la flecha"

El herido fue trasladado en helicóptero al hospital de Puerto Maldonado, cabecera de la región de Madre de Dios, adonde también fueron llevados los 22 niños y 12 mujeres de la aldea, según el vicegobernador Jefferson Gonzales.

La profusa hemorragia fue controlada "porque el comunero voluntariamente decidió retirarse" la flecha de la cabeza, explicó un médico del hospital de Puerto Maldonado, en un video subido al sitio web regional.

Piño "tiene una herida en el parietal izquierdo de unos siete centímetros con tres de ancho. Gracias a Dios ha llegado estable el paciente", agregó.

Los otros 12 hombres que quedaron en la aldea fueron trasladados al día siguiente por vía fluvial hacia Puerto Maldonado, ciudad visitada por el papa Francisco en enero de 2018.

Los mashco piros son nómades que viven en aislamiento en la Reserva Territorial Madre de Dios y se desplazan por zonas selváticas de los departamentos peruanos de Madre de Dios, Ucayali y Cusco.

Ataques similares

La misma aldea machiguenga había sido atacada en diciembre de 2014, por unos 300 mashco piro armados con flechas y lanzas que destrozaron las viviendas, rompieron ropa, camas y ollas, y se llevaron muchos alimentos.

Sin embargo, ataques con flechas han ocurrido también en otras latitudes recientemente.

En India, el 16 de noviembre de 2018, un estadounidense de 27 años murió al recibir una lluvia de flechas en cuanto desembarcó en una isla del archipiélago indio de Andamán y Nicobar, donde vive una tribu hostil. El gobierno indio tiene prohibido visitar esta isla.

La población cazadora-recolectora de la isla Sentinel del Norte, que cuenta con unas 150 personas, vive en autarquía y ataca a cualquier persona que ponga los pies esta pequeña isla del mar de Andamán. Se considera la tribu más aislada del planeta, pues rechaza todo contacto con el mundo exterior.

En la Amazonía peruana, en 2016, un indígena de la etnia nahua de selva central murió y otros dos resultados heridos en un enfrentamiento con nativos mashco piro. 

Anteriormente, en mayo de 2015, unos mashco piros mataron de un flechazo a un nativo de la comunidad shipetiari tras incursionar en sus tierras para llevarse alimentos.

Las familias machiguengas viven de la caza, la agricultura, la recolección de castañas y la tala de árboles. El premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa publicó en 1987 la novela "El hablador", que describe los mitos cosmogónicos de este pueblo, conformado por más de 13.000 personas.

Sin embargo, las autoridades peruanas ignoran cuántos son los maschco piro, pues jamás han podido encuestarlos para el censo.

Los líderes de la federación de nativos de la región decidirán cuando podrán volver las familias machiguengas a la aldea Monte Salvado, según Nancy Portugal, de la Dirección de Pueblos Indígenas del ministerio de Cultura.