Última Hora

Varias patrullas de la Policía de Tránsito no hacen sus recorridos habituales por un diferendo en la asignación de combustible para cada unidad.

Según la Unión Nacional de Técnicos y Profesionales de Tránsito, el problema consiste en que a cada operador de vehículo se le asigna una cantidad determina de gasolina al mes.

Cuando el oficial determina que el combustible se le va a acabar, solicita otra boleta para evitar que el tanque quede vacío y ahí es donde empieza el diferendo con la persona encargada de otorgar las boletas de hidrocarburos.

El director de Tránsito descartó esta versión y asegura que el papeleo está en orden.

El jefe policial agrega que este mismo jueves las unidades que denuncia el sindicato están paradas en algunas delegaciones saldrán a hacer sus recorridos habituales.