Última Hora
Por: José Ernesto Herrera

Tiene no sabemos cuantos años, pero ya debe de superar los 10.

Anda de 4 patas y pesa muchos, muchos kilos.

De su procedencia se sabe que fue un deseo de un niño, pero conforme pasaron los años, todo fue creciendo hasta convertirse en INTOCABLE.

Su dueña, doña Elieth, la defiende a capa y espada. El problema de ella, es que come mucho y más de una vez se ha acostado en la calle y no hay nadie quien la mueva.