Última Hora

Representantes de la Procuraduría, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), Fundazoo y jueces del Tribunal Contencioso Administrativo, inspeccionaron el último sitio en donde estuvo el león Kivú.

Fundazoo que, administra el zoológico Simón Bolívar, reclama al Estado el pago de 137 millones de colones por el traslado del felino al Zooave, pues alegan que tras ese acto las visitas al zoológico disminuyeron.

Kivú estuvo 18 años en el Simón Bolívar y en noviembre del 2016 fue llevado al Zooave en La Garita de Alajuela, por orden de la administración Solís Rivera.

Tres meses después, el 17 de febrero del 2017 Kivú falleció.

La administración del Zooave autorizó el acceso al encierro donde estuvo Kivú y rechaza que el felino estuviera en condiciones inadecuadas. Más bien afirman que los últimos tres meses de existencia, tuvo una mejor calidad de vida.

Se trata de un área de 300 metros cuadrados, con una zona de alimentación, una cueva y vegetación.

Este lunes en el Tribunal Contencioso inició la etapa de conclusiones por esta disputa que ya acumula dos años y 8 meses.