Última Hora

Evo Morales se presenta este domingo a unos comicios generales en Bolivia donde su rival más cercano, Carlos Mesa, podría arrebatarle el sueño de vencer en primera vuelta, como ha hecho en tres elecciones desde 2006.

A continuación tres aciertos y tres fracasos de los casi 14 años de gobierno del primer presidente indígena y de izquierda de Bolivia, que el elector sopesará en las urnas, según estadísticas oficiales, analistas, adversarios y testimonios coincidentes:

Aciertos

Estabilidad económica
A partir de la nacionalización de los hidrocarburos de 2006, que coincidió con un boom petrolero de precios sin precedentes, Bolivia comenzó a crecer a un ritmo anual de 4,9%, volviéndose la economía más estable de la región.

"No se puede entender la historia actual de Bolivia, sin la nacionalización de los hidrocarburos. Ahí cambió la historia económica del país", ha explicado el ministro de Economía boliviano, Luis Arce.

El llamado "milagro boliviano" consistió en que "al redistribuir el ingreso se debe aumentar la producción para tener acrecentada la riqueza y evaluar la posibilidad de que los recursos naturales estén en manos del Estado", dice Arce.

Bolivia redujo la pobreza extrema de 38,2% en 2005 a 17,1% en 2018, según cifras oficiales.

Inclusión social
El vicepresidente Álvaro García Linera cree cumplida la meta de la inclusión social, "la participación de la gente, que las decisiones no sean tomadas por pequeñas roscas oligarquizadas: hoy se tiene un parlamento muy plural, con campesinos, indígenas, mujeres, jóvenes".

"La clave ha sido sacar a la gente de la extrema pobreza, que era el 40% de la población, porque actualmente consume un poco más y el mercado interno se dinamiza", afirma García Linera, añadiendo que esperan "acabar" con la pobreza extrema para 2021.

Infraestructura

Durante los casi 14 años de gobierno se construyeron más de 7.000 km de carreteras, a un costo de 6,6 millones de dólares, frente a los 1.038 kilómetros construidos hasta 2005, según el Ministerio de Comunicación.

Un 65% de las carreteras están pavimentadas o en construcción, frente al 25% antes de la llegada del actual gobierno.

El teleférico que conecta La Paz y la ciudad de El Alto es un hito en transporte urbano para seguidores y críticos del gobierno de Morales, que lo inauguró en 2014. Con sus 10 líneas y 36 estaciones sobrevuela 32 km por las laderas de estas ciudades andinas a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar y alivia el caos vehicular.

Entre los próximos desafíos del gobierno está la construcción de un corredor bioceánico que una el Atlántico con el Pacífico.

Fracasos

"Atornillarse en el poder"
A pesar de perder un referéndum en 2016 sobre si Morales estaba habilitado para un nuevo mandato, el Tribunal Constitucional le dio luz verde a una postulación indefinida bajo el polémico motivo de que se trataba de "su derecho humano".

"Estamos viviendo el momento más complejo desde que se ha recuperado la democracia porque tenemos un gobierno que no practica ni respeta la democracia, la usa como un mecanismo de elección", denunció el excandidato presidencial Samuel Doria Medina.

El gobierno "pretende atornillarse en el poder y utiliza todos los mecanismos", sostiene.

Despilfarro y daño ambiental
El economista y académico Gonzalo Chávez critica el manejo de la economía por la "bonanza mal aprovechada, que ha servido para inflar una burbuja de consumo, para confundir riqueza de consumo con desarrollo productivo".

El rasgo más distintivo del modelo es que es "populista, fuertemente distribucionista por encima de lo que debería ser la productividad, el crecimiento y la diversificación".

Además, los medioambientalistas responsabilizan a Morales por la quema de bosques y pastizales -entre agosto y septiembre de este año, en una superficie similar a Suiza- por haber autorizado la ampliación de la frontera agrícola.

Corrupción
"Tal vez nos equivocamos cuando dijimos 'cero corrupción'", admitió Morales en marzo.

Para el senador opositor Edwin Rodríguez, en este gobierno "se ha desestructurado el país y se han desmantelado las instituciones públicas, los poderes del Estado, se desnaturalizó la democracia, se han corrompido los sectores sociales y los pueblos indígenas a partir de dádivas, y se han acostumbrado a servir al gobierno en función a estos regalos".

Bajo Morales se denunciaron varios casos de corrupción: una malversación a la estatal petrolera YPFB, un millonario desfalco a un fondo indígena y un escándalo por tráfico de influencias que vinculaba a la expareja de Morales, Gabriela Zapata, directiva de una firma china. Una investigación posterior exoneró al mandatario.