Última Hora

El Ministerio de Salud emitió nuevas medidas sanitarias con las que pretende reducir el brote de paperas en los diferentes centros penitenciarios.

El último dato por parte de las autoridades señala que 403 privados de libertad y 93 funcionarios fueron atendidos por parotiditis.

Ante esta problemática, modificaron los protocolos de visitas, las actividades grupales en las cárceles e insisten en la campaña de vacunación que realizan en conjunto con la CCSS.

Se permitirá que los reos que hayan cumplido 15 días después de la vacunación reciban a una persona en condición de visitante, mientras que queda prohibido para quienes presenten síntomas de la enfermedad.

Toda persona que ingrese a la visita debe traer mascarilla y usarla durante todo el tiempo que se encuentre en el centro penal.

Además, no se permitirá la visita íntima ni la visita de niños ni mujeres embarazadas.

Los nuevos ingresos a las cárceles deberán ser vacunado, así como el personal que se relaciona con la custodia de los mismos.

Por último, a clases y actividades grupales solo podrán ir aquellos reos que tengan al menos 15 días de haber recibido la vacuna respectiva.  

La afectación por parotiditis se presenta en al menos 17 centros penitenciarios en todo el país, siendo el CAI Gerardo Rodríguez de Alajuela el que presenta más casos.