Última Hora

Fútbol

El llanto de México y la dicha de Honduras

Ese grito se impuso al "¡Fuera Chepo!", "¡Fuera Chepo!" que saturó el estadio y que fue el colofón para una noche que resultará inolvidable...

Agencia EFE Hace 9/7/2013 7:56:00 AM

(EFE).- "¡Ay, ay, ay, canta y no llores!" entonaron a todo pulmón los 3.000 hondureños que llegaron hasta el estadio Azteca par ver a su selección imponerse como visitantes por 1-2 a la selección mexicana para fabricar un sonoro "Aztecazo".

Ese grito se impuso al "¡Fuera Chepo!", "¡Fuera Chepo!" que saturó el estadio y que fue el colofón para una noche que resultará inolvidable en todos los sentidos para las dos selecciones.

Dos minutos fueron suficientes para que Honduras silenciara el estadio Azteca, anterior fortín de la selección mexicana. Dos descolgadas que firmaron Jerry Bengston al minuto 65 y Carlo Costly al 67 fueron suficientes para relegar al Tricolor al cuarto puesto de la eliminatoria mundialista de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo Brasil 2014.

La derrota dejó a México con medio boleto para disputar una repesca con el representante de la Confederación de Oceanía y con serias dudas sobre su futuro ya que el próximo martes visitará a Estados Unidos en la octava jornada del hexagonal final.

Fueron dos cubos de agua fría para los 90.000 aficionados mexicanos que acudieron al Azteca, en una noche lluviosa, para presenciar el triunfo de su selección, el cual no llegó aunque el inicio del encuentro tuvo esperanzas luego del gol de Oribe Peralta al minuto seis.

Pero la desgracia de unos fue la alegría para otros. Los 3.000 hondureños fueron más ruidosos que el resto de los asistentes.

El propio Costly anticipó que venían a intentar la sorpresa y llevarse los puntos, seguro de su trabajo y del de sus compañeros declaró: "No vamos a perder" y lo confirmó en la cancha.

Costly, quien pasó por el Atlas mexicano en el 2011, habló en la cancha y en una descolgada por la derecha superó a su marcador y disparó cruzado para batir al guardameta Jesús Corona y apuntarse un triunfo que quedará reflejado en los libros deportivos de Honduras como una verdadera hazaña.

La selección hondureña, que dirige el colombiano Luis Fernando Suárez, se convirtió en el segundo representativo de la región que saca un triunfo del Azteca en eliminatoria mundialista, luego del que consiguió Costa Rica el 16 de junio de 2001 cuando se impuso al Tricolor por 2-1.

La afición local buscó un culpable y no lo encontró en la cancha sino fuera de ella, en la figura del técnico José Manuel "Chepo" de la Torre, quien no ha podido darle un triunfo a su país en cuatro partidos y ha convertido al estadio Azteca en un lugar donde las lamentaciones ha sido la constante en los últimos partidos.

La derrota fue la primera para México en la eliminatoria, a la que se suman cincos empates y un triunfo, que le otorgan ocho puntos.
El enfado de los aficionados mexicanos, a la salida del estadio derivó en una incógnita: "¿Y de Oceanía, contra quién nos tocaría?" al tiempo que los hondureños seguían cantando en las tribunas del Azteca: "¡Ay, ay, ay, canta y no llores!".