Última Hora

El crecimiento económico europeo naufragó este año debido al Brexit pero también por problemas en grandes economías como Alemania e Italia, dijo el martes a la AFP un alto economista del FMI.

Gian Maria Milesi-Ferretti, subdirector del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que el debilitamiento de la demanda mundial significa mayores desafíos para economías muy dependientes de las exportaciones.

"Europa tuvo un muy sólido 2017 y un gran comienzo de 2018. Realmente esperábamos ver un despegue del crecimiento europeo", dijo en una entrevista.

"Lamentablemente eso no se materializó. Tuvimos un enlentecimiento bastante notable", añadió.

Aún cuando el divorcio de Gran Bretaña y la Unión Europea (UE) concluya en un acuerdo que suavice el camino, cosa que espera el FMI, el crecimiento "claramente no es espectacular", dijo Milesi-Ferretti.

El PIB de la UE creció 2,7% en 2017 y bajó a solo 1,9% el año pasado.

Y el informe económico mundial divulgado este martes por el FMI redujo la previsión para 2019 a 1,2% y a 1,4% en 2020 y con todos los socios del unión creciendo menos.

Lo más decepcionante es Alemania cuyo crecimiento para 2019 está ahora estimado en 5%. Eso "es realmente bajo comparado con los estándares a los que nos tenia acostumbrado en los años anteriores", dijo Milesi-Ferretti. Para Italia, en tanto, se espera un estancamiento del PIB.

"Notoriamente esos países pueden y deben mejorar", subrayó.

Si bien hay factores propios de cada país que lastran la expansión, en términos generales muchos se apoyan en el sector manufacturero; incluyendo Alemania e Italia así como Francia y España. "Y cuando hay un enlentecimiento mundial del sector manufacturero, esos países resultan severamente más afectados", apuntó.

No especular con el Brexit 

Milesi-Ferretti reiteró lo mencionado en el informe del FMI en cuanto a que países como Alemania deberían aprovechar las tasas de interés bajas o negativas en beneficio de inversiones estatales en infraestrcutura u otro tipo de proyectos que generen crecimiento.

"Claramente lo que Alemania tiene es una situación fiscal mejor que otros", dijo.

Destinando recursos a ese tipo de proyectos "se puede lograr el beneficio de apoyar la actividad económica en un momento de debilidad y potencialmente estimularla para avanzar. De manera que pensamos que es un buen momento para hacer esas inversiones", sostuvo.

El Brexit persiste como fuente de incertidumbre para el futuro de Europa debido al temor de una ruptura de Londres no pactada con Bruselas. Eso puede dañar a ambas economías por lo menos a corto plazo.

La economista jefe del FMI Gita Gopinath dijo el martes a periodistas que un Brexit sin acuerdo podría generarle a los británicos un recorte de entre 3% a 5% "según "cuan disruptiva sea la salida". También dijo que no sería nada "trivial" el impacto que eso provocaría en la economía mundial.

Milesi-Ferretti dijo que considera difícil calcular con precisión los daños inmediatos en materia de problemas comerciales en las fronteras u otras alteraciones

Aunque sea posible prepararse adecuadamente, "es el tipo de especulación que realmente uno no querría hacer".

"De manera que esperamos que se alcance un acuerdo y que no tengamos que cruzar ese puente y ver que  ese tipo de alteraciones realmente se materializan", opinó.