Última Hora

Diseñado para multiplicar las citas entre los favoritos, el Tour de Francia 2020 tiene varias etapas cruciales. Cinco de ellas:

9ª etapa: Pau - Laruns, 154 km

Víspera de la primera jornada de descanso, el compromiso debería ser total en el segundo acto en los Pirineos, "el más duro", según la organización. Principal novedad: el Col de la Hourcere. Sus 11 kilómetros al 9% conducen hasta Issarbe y al Col de Soudet, antes de descender hacia Arebette, en el sentido inverso a la memorable ascensión de la Pierre-Saint-Martin del Tour 2015.

Al final, el Col de Marie-Blanque es subido por su vertiente más dura antes de bajar al valle, hacia Laruns.

10ª etapa: Isla de Oléron - Isla de Ré, 170 km

"¡Una etapa de isla a isla, lo nunca visto en el Tour!", se sorprende su director Christian Prudhomme. La salida será del castillo de Oléron y la llegada en Saint-Martin de Ré. Entre los dos puntos, una subida hasta Rochefort y luego por la costa hasta La Rochelle.

"Habrá que contar con el viento ese día", subraya el director del Tour. Con esta hipótesis, para los escaladores es la etapa en la que tienen que tener mucho cuidado.

15ª etapa: Lyon - Grand Colombier, 175 km

Al final de la segunda semana, que tendrá como punto fuerte la subida del Puy Mary, el Tour tiene una llegada inédita en la cima del Grand Colombier, convertida en un clásico desde su primer pasaje en 2012.

Dos ascensiones parciales pero muy duras (Selle de Fromentel y la Biche), preceden la subida final al gigante del Jura, a partir de Culoz. El recorrido es un regalo para los escaladores: 17,4 kilómetros al 7,1 % de media para llegar al punto panorámico sobre el Rhone y el lago de Bourget.

17ª etapa: Grenoble - Méribel col de la Loze, 168 km

La gran atracción del recorrido 2020. El Col de la Loze, cuyos siete últimos kilómetros son "una sucesión de rupturas de pendiente, todas brutales", explica el director del Tour.

"No hay nada regular. No hay nunca el mismo desnivel, pasamos del llano al 20%, luego al 10%. Hace falta cambiar de ritmo todo el tiempo, algo que no gusta a los rodadores", explica el director de carrera Thierry Gouvenou.

20ª etapa: Lure - La Planche des Belles Filles, 36 km

Única contrarreloj de la prueba, tiene "tres partes, detalla Prudhomme: "Llano en principio, ligeramente inclinada a continuación en un falso llano antes de un trozo muy duro".

La subida, una de las más selectivas de los Vosgos (5,9 km al 8,5%), concluye en el mismo lugar que en 2012, 2014 y 2017. El año pasado la organización añadió un kilómetro suplementario, durísimo.