Última Hora

Las imágenes adjuntas corresponden al cantón de Nandayure en la provincia de Guanacaste.

Un centro educativo y un centro turísticos están entre los afectados por los anegamientos provocados por las fuertes lluvias producto de la onda tropical número 40.

Este fenómeno aumenta la inestabilidad en la atmosfera lo que se traduce en precipitaciones reforzadas a lo largo de nuestro país.

Los aguaceros estarán acompañados por tormenta eléctrica.

En el Pacífico sur y Valle Central, alrededores del Golfo de Nicoya y montañas de la Zona Norte se estiman montos entre 15 y 30 litros por metro cuadrado con acumulados de hasta 60 litros por metro cuadrado de manera puntal.

La Comisión Nacional de Emergencia recuerda que en caso de tormenta eléctrica se recomienda en casa estar a distancia de aparatos eléctricos y la cañería, en exteriores buscar refugio en una casa o auto, evitar torres, árboles, cercos, líneas telefónicas o eléctricas.

Si conduce y la lluvia es excesiva, valore detenerse y esperar a que baje la intensidad de la precipitación lejos de árboles.