Última Hora

El presidente Carlos Alvarado se opone a reducir el 23% del salario mínimo de los periodistas en razón de su disponibilidad, esto luego de la resolución tomada este jueves por el Consejo Nacional de Salarios (CNS).

"Al realizar el periodista una labor central para la democracia, la decisión del Consejo Superior de Salarios de retirar el 23% de prohibición del salario de los periodistas resulta contraproducente", aseguró el ministerio de la Presidencia.

Fue este jueves cuando se publicó en el Diario La Gaceta la decisión del Consejo Nacional de Salarios. Esto quiere decir que, de ahora en adelante, para pagar el 23% de disponibilidad, el patrono tendrá que escribir en el contrato que el periodista estará disponible para laborar a cualquier hora.

Así las cosas, el periodista dejará de estar en la lista de salarios mínimos de profesionales que corresponde a ₡817.500, y serán contratados sólo con referencia a un bachiller universitario ₡553.124 o una licenciatura por un monto de 663.772.

Alvarado pidió a la ministra de Trabajo solicitar a dicho órgano la revisión de dicha postura, pues en materia de democracia no es acorde con la línea del Gobierno.

“Golpear el salario de los periodistas es golpear el ejercicio de esta clave profesión para la democracia”, declaró el mandatario.

En concordancia con el presidente, la ministra de Comunicación, Nancy Marín, solicitó a este órgano tripartito revisar esta decisión “a la luz de los estándares internacionales de derechos humanos y el carácter progresivo que deben tener los derechos económicos, sociales y culturales”.

El CNS es un órgano técnico permanente de desconcentración máxima del Ministerio de Trabajo y Seguridad encargado de la fijación y revisión de los salarios mínimos para todas las actividades laborales del sector privado. 

Está integrado por nueve miembros propietarios y tres suplentes que representan igualitariamente a los patronos, los trabajadores y al Estado.

Posición del COLPER

El Colegio de Periodistas también manifestó su rechazo absoluto al decreto publicado por el Consejo Nacional de Salarios, indicando que esta decisión borraría por completo la profesión de la lista de salarios mínimos, asestando un duro golpe al profesional de los medios de comunicación.

“¿Qué significa esto? Que a partir de este momento, la profesión salarialmente deja de existir (…) ignoran los miembros de dicha comisión el espíritu con que se creó, y era precisamente defender a los profesionales en periodismo de las condiciones laborales difíciles, del enorme riesgo profesional que conlleva esta labor.

En la administración Calderón Fournier, la lucha encabeza por el Sindicato de Periodistas y el Colegio de Periodistas que contó con el apoyo del Ministro de Trabajo de ese entonces. Víctor Morales, buscó mejorar las condiciones precarias que tenían los periodistas, con jornadas laborales extenuantes, sin pago de horas extras y asumiendo los riesgos propios de la profesión”, expresó el COLPER.