Última Hora

La paciente que esperó en una silla durante nueve días en emergencias del Hospital Max Peralta ya fue ubicada en una cama en medicina de mujeres.

Los primeros días la madre estuvo en la silla con su bebé de tres meses en brazos.

Sus familiares aseguran que los dolores que estaba sufriendo por piedras en la vesícula son tan fuertes que se le estaba inyectando morfina.

En las últimas horas, tras hacerse público el caso, y con la intervención de la Defensoría de los Habitantes que la visitó en el centro médico, Gabriela Martínez ya está en una cama en medicina de mujeres.

Los médicos están a la espera de definir si requiere una cirugía o un tratamiento.

Gabriela es madre de dos hijos y jefa de hogar. Si alguien desea brindarle alguna ayuda económica puede llamar al teléfono 6322-1621.

Observe todos los detalles en el video adjunto.