Última Hora

Escupir a Junior Díaz en el Clásico Nacional dejará inhabilitado por siete fechas, al futbolista David Ramírez.

Pero castigos tan prolongados, no son nuevos en el balompié nacional.

En el Torneo de Verano 2016, el jugador Érick Marín también escupió a un rival. La víctima fue Daniel Colindres, en el juego Pérez Zeledón -Saprissa. A Marín se le castigó con ocho partidos.

Para el Invierno 2011, en una recordada gresca entre Jonathan McDonald y Jorge “La Flecha” Barbosa, dejó sanciones para ambos jugadores con 13 juegos inhabilitados.

Recientemente, a Diego Estrada se le castigó con seis partidos, tras insultar al árbitro y negarse a abandonar el terreno de juego; todo esto durante el partido Grecia-Saprissa.

En este mismo torneo, también en la fecha 22, Marcel Hernández recibió una sanción de cuatro partidos por insultar al réferi principal, luego de finalizado el duelo Cartaginés-Santos.

Keyner Brown se le castigó en el pasado Clausura 2019, con siete partidos, por ser parte de esta pelea en cancha. Luego la sanción se le redujo a cinco juegos.

Y finalmente esta de Mariano Torres. Al volante se le acusó de golpear a Néstor Monge sin disputar el balón, al mismo tiempo que le amenazó; además de insultar y empujar al árbitro, durante el juego Cartaginés-Saprissa.

El argentino fue castigado por seis meses, pero tras una apelación, su sanción se redujo a cinco juegos.