Última Hora

La extradición del exsacerdote Mauricio Víquez podría tardar más de lo previsto luego de que él no aceptara el proceso voluntariamente.​

La Fiscalía ya envió toda la información a las autoridades mexicanas.

Víquez fue detenido el 17 de agosto pasado en un pueblo al norte de México cerca de la frontera con los Estados Unidos.

Actualmente se encuentra en un centro de detención para indocumentados donde fue notificado de las pruebas que existen contra él en nuestro país por al menos tres causas de abuso sexual y violación.

El excura no aceptó la extradición voluntaria por lo tanto su llegada al país se tardará un poco más debido al trámite diplomático que se sigue en estos casos.

Observe todos los detalles en el video adjunto.