Última Hora

Los diputados de la República aprobaron esta noche en segundo debate el proyecto de ley que establece la obligatoriedad de repartir equitativamente los gastos y obligaciones del hogar entre hombre y mujer.

Se trata de una reforma al artículo 35 del Código de Trabajo que establece, hasta ahora, que “El marido es principal obligado a sufragar los gastos que demanda la familia. La esposa está obligada a contribuir a ellos en forma solidaria y proporcional, cuando cuente con recursos propios”.

La socialcristana María Vita Monge, impulsora del proyecto, defendió que dicho artículo no se adecúa a la realidad de los hogares costarricenses, donde ya no solo los hombres son los que sostienen al hogar en materia económica ni solo las mujeres se encargan de las labores domésticas.

El proyecto precisamente establece también la necesidad de que las obligaciones del hogar y cuido, así como la responsabilidad parental y de familiares dependientes, sea repartida de manera equitativa entre los cónyuges.

La reforma, que aplica de igual forma para las uniones de hecho, aclara además que en los casos donde un miembro de la pareja desempeñe en mayor proporción esas labores, tendrá derecho a que estas se estimen como su contribución económica al hogar en la proporción correspondiente.

La iniciativa deberá ahora ser firmada por el Presidente y luego publicada en el diario oficial antes de adquirir formalidad.