Última Hora

El funcionario de la policía que mató a cuatro colegas en la jefatura policial de París la semana pasada tenía una lista con las direcciones de docenas de policías y videos de propaganda yihadista, según el diario francés Le Parisien.

Citando fuentes cercanas a la investigación, el rotativo afirma que se halló en la oficina de Mickaël Harpon, un experto en informática empleado en la unidad de inteligencia de la jefatura policial de París, una llave USB con datos personales de varias docenas de colegas y videos de propaganda del Estado Islámico (EI).

Los investigadores quieren saber ahora si tenía la intención de comunicar la información sobre sus colegas a una tercera persona o si pensaba utilizarla para otros fines, señala Le Parisien.

Cuatro funcionarios de la prefectura de policía de París, tres hombres y una mujer, murieron en el ataque. Harpon los atacó con un cuchillo dentro del edificio antes de ser abatido por otro colega.

Aunque en un primer momento el ministro del Interior, Christophe Castaner, afirmó que el agresor no había "presentado nunca problemas de comportamiento", poco después se supo que se había convertido al islam y estaba en contacto con miembros del movimiento salafista.


Este ataque pone sobre la mesa la pregunta de cómo la radicalización islámica de este hombre no activó las alarmas dentro del servicio de inteligencia en el que trabajaba.