Última Hora

El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo el lunes que prefiere cerrar un amplio con China a pocos días que ambos gobiernos reanuden conversaciones en Washington sobre su pleito comercial.

Pero dadas las pocas señales de progreso en reducir las diferencias, en los últimos meses se fortaleció la idea de que un eventual acuerdo solo contemplará una parte de las inquietudes estadounidenses.

"Eso no es lo que queremos. Mi inclinación es la de alcanzar un gran acuerdo", dijo Trump cuando periodistas le preguntaron si admitiría un acuerdo parcial.

"Lo estamos haciendo bien. Yo preferiría un gran acuerdo y pienso que es a eso hacia lo que apuntamos", añadió.

Trump admitió empero que no tiene certeza en lograrlo. "Tal vez ¿quien sabe?", dijo.

A ocho días de una nueva salva de aranceles estadounidenses a productos chinos, altos funcionarios de ambos gobiernos deliberarán desde el jueves en Washington para reiniciar la búsqueda de ese acuerdo que cierre una guerra comercial que tiene en vilo a la economía mundial. 

Las conversaciones se centrarán en áreas clave de preocupación de los estadounidenses desde el año pasado: los derechos de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnologías patentadas, la agricultura y la implementación de lo negociado, dijo el comunicado. 

Trump, dijo el viernes que hay una "muy buena posibilidad" de llegar a un acuerdo. 

"Hemos tenido buenos momentos con China y malos momentos con China", dijo. "Lo que estamos haciendo es negociar un acuerdo muy difícil. Si el acuerdo no va a ser 100% bueno para nosotros, no lo haremos". 

Aún así, Washington y Pekín prevén seguir aumentando los aranceles sobre sus respectivas exportaciones hasta fin de año.

Trump ha dicho en los últimos meses que la debilitada economía de China presiona a Pekín para llegar a un acuerdo. 

Pero también dijo que los funcionarios chinos están haciendo tiempo con la esperanza de continuar las negociaciones con otro gobierno en caso de que Trump no gane la reelección en 2020. 

China también se ha visto involucrada en la investigación de juicio político contra Trump que lleva adelante la oposición demócrata en el Congreso, luego de que Trump instó abiertamente la semana pasada a Pekín a investigar a su potencial rival electoral Joe Biden y a su hijo, a quien el mandatario estadounidense acusó de supuesta corrupción en China y Ucrania.