Última Hora

La exsecretaria general del Partido Acción Ciudadana, Elizabeth Fonseca, alegó desconocimiento e ingenuidad con la firma de millonarios contratos por servicios que cobró el partido durante la campaña electoral de 2006.

Fonseca se apoyó en lo “caótico” de las elecciones para defender su ignorancia en muchos de los contratos donde estampó su firma para avalar el canje de estos por deuda política, principal cuestionamiento de los diputados que investigan las campañas del PAC de 2002, 2006 y 2010.

“Todos los que hemos participado en campañas políticas sabemos que siempre tienen algo de caótico, se funciona con base en que uno tiene confianza en la persona con quien trabaja, a mí me llegan los contratos y firmo confiando en las personas con las que trabajo”, aseguró.

Pese a las reiteradas preguntas de los legisladores, Fonseca afirmó desconocer quién elaboró esos contratos o de quién fue la idea dentro del partido de confeccionarlos, y resumió que ella solo se dedicó a firmarlos.

La también exdiputada del PAC aseguró que todos esos contratos se garantizaron con bonos de deuda tipo B, por lo que muchos no llegaron a contar con contenido económico a pesar de lo exitosa que fue la elección para la agrupación.

“Hubo cierta ingenuidad incluso, porque muchos no cobraron esos bonos pensando que los montos iban a quedarse en el partido, cuando en realidad la donación se le hizo al Estado”, añadió.

Fonseca admitió que la agrupación realizó esta práctica durante ambas campañas y con contratos idénticos pero nunca con la intención de estafar al Estado, sino como una práctica que la Contraloría General de la República había admitido en campañas previas.

Pedro Muñoz, del PUSC, cuestionó a Fonseca también sobre la millonaria liquidación que realizó el partido en 2010 por este rubro de contratos por servicios, muchos de ellos proselitistas.

Según Muñoz, ese monto se elevó hasta los ₡1.161 millones.

La exsecretaria y entonces presidenta del partido, aseguró no recordar esa liquidación ni tampoco si fue contrastada con el presupuesto inicial.

La diputada del PAC, Catalina Montero, salió en rescate de Fonseca al explicarle que la liquidación era responsabilidad del tesorero del partido y por lo tanto no podría recordar tal situación.

La exdiputada, sin embargo, aseguró que el monto le parece austero, si se compara con lo utilizado por otros partidos políticos.

“Posiblemente no fui una presidenta lo suficientemente acuciosa porque no me enteré de esa liquidación (...) Pero no me parece un monto austero, En política si no invierte difícilmente se llega al poder, hay que invertir, yo que entré novata ahora lo tengo como una máxima”, finalizó.

Más cuestionamientos 

Esta mañana también compareció ante esa comisión la exdiputada del PAC Yolanda Acuña, precisamente para responder sobre esos mismos contratos.

Pedro Muñoz cuestionó nuevamente sobre el responsable de idear esos contratos por servicios.

Acuña aseguró que sobre ese tema ya declaró pero que, aunque lo desconoce, el mismo legislador del PUSC presentó ante la Fiscalía una denuncia contra todos los contratos de servicios especiales firmados por el PAC y sus firmantes, por lo tanto ella, como denunciada, se abstuvo de declarar.

Esa respuesta dejó sin armas a los diputados, que decidieron entonces levantar la sesión.